100 años de Kinesiología en Chile

Habiendo participado de la ceremonia organizada por el Colegio de Kinesiólogos este miércoles pasado (9 de Mayo), quisiera realizar algunas reflexiones.

En primer lugar, quiero felicitar la tremenda organización de parte del Colegio, todo perfecto, desde mi punto de vista: el lugar elegido,  la cantidad de gente participante, los invitados. Se respiraba historia en nuestra celebración. Historia que no se debe olvidar. Cuánta falta nos hace darnos estos espacios para sorprendernos y agasajarnos, con los justos reconocimientos por aportes gremiales, reconocimientos por años de egreso, reconocimientos por trayectoria. Fue motivante y desafiante.

Encerrados en nuestros mundos personales y laborales, muchas veces no dimensionamos lo grande de nuestra profesión. La pelea diaria por reflejar nuestro profesionalismo, la falta de recursos para trabajar adecuadamente, la falta de respeto desde las jefaturas y desde otros profesionales, no hacen más que forjar temple y resilencia para que se dibujen sonrisas en nuestra cara cuando facilitamos la vida de quienes nos han sido encomendados, ya sea por elección o por selección. No por nada estamos top 3 en el ránking de las profesiones más felices. Y eso se refleja. Y los más importantes lo notan: los pacientes. Creo, sin temor a equivocarme, que quienes tienen más profundamente incorporado el chip de trabajo en equipo y la noción que el paciente a cargo es primero, más allá de todo ego y disputa, somos nosotros. Esa es nuestra fortaleza. Y esa es la grandeza. Recibir el agradecimiento de los que importan y verlos felices con los resultados, es impagable.

Volviendo a la ceremonia, fue muy emocionante el presenciar los homenajes a los colegas de experiencia: los que han sido presidentes del gremio y los colegas que cumplieron 25 y 50 años de profesión. La tremenda trayectoria del profesor Rocabado y la humildad de la profesora Riesler, son ejemplos vivos de amor por lo que se hace. La profesora apuntaba a que sólo hizo lo que ella consideraba había que hacerse, sin mayores pretensiones, pero justamente ahí radica la diferencia entre sólo hacer cosas y entre hacer las cosas bien. Puedes elegir mantener la inercia o ponerle el hombro para que sucedan cambios, como ella lo hizo. Y como lo hizo Rocabado.

De los mensajes rescato, en primer lugar lo dicho por el presidente Sr. Tomás Hernández referente a la necesidad de inclusión profesional ahí donde se puede realizar cambios de estados de salud: salas cuna, jardines infantiles, colegios. Lo bueno es que fue refrendado por el Subsecretario de Salud Pública, Dr. Díaz, quien puntualizó que las metas sanitarias serán imposibles de conseguir si no se cuenta con más actores para llevar a cabo los proyectos y procesos. La colega Verónica Vargas, fue muy clara, hablando de la madurez alcanzada como gremio, del nivel de especialización logrado, de la exigencia que significa hoy en día trabajar como kinesiólogo, de la seriedad con que se ha conducido la acreditación profesional en kinesiología de parte del DENAKE, otorgando una gran apoyo a lo expresado por el presidente del colegio. Ella exigió el justo reconocimiento por parte de las autoridades. El profesor Hidalgo hizo una interesante analogía histórica de la validación del movimiento a través de los cambios de paradigmas cosmológicos, desde el geocentrismo estático a la visión actual, donde nada permanece inmóvil, señalando que la física, entonces, nos avala.

En dos cosas quisiera ahondar un poco.

El reconocimiento del que se habló se consigue, no es exigible porque sí. Nadie lo otorga porque alguien más lo pide. Es fruto de acciones realizadas con excelencia, pero también COMUNICADAS oportunamente. Y sabemos que el problema endémico de l@s kinesiólog@s es la publicación de las investigaciones. Voy a graficarlo de manera bastante campechana: la gallina pone huevos y los cacarea. Nosotros, por alguna razón de sentimiento de inferioridad, creo, no somos capaces de exponer al escrutinio público el fruto de nuestro quehacer, de nuestra creatividad y de nuestros intereses, para que sean valorados y tomados en cuenta. Otra razón que veo es el discurso que manejamos. Como dice Echeverría en su “Ontología del Lenguaje”, el lenguaje crea realidades. Si nuestro discurso es de inferioridad, o de resignación, nunca obtendremos reconocimiento. Si nuestro discurso es dar a conocer, mostrar lo valioso de nuestra contribución y creer que es así de importante, lo más probable es que así suceda y logremos, entonces, la anhelada distinción. Pero veo otra arista: a nosotros se nos catalogó como profesionales de la rehabilitación, es decir, en una escala de intervención temporal, quedamos al final y me atrevo a pensar que así nos sentimos. ¿Qué pasaría si creyéramos que somos profesionales  de primera línea? ¿qué pasaría si cambiamos nuestra percepción y nos catalogamos como profesionales de la prevención, de la estimulación y preservación de la vida saludable? ¿qué pasaría si en vez de recibir pacientes, estuviéramos tras las personas para minimizar los efectos de malos hábitos?¿por qué no asumir que el ejercicio es la máxima expresión de vida y el mejor tratamiento que podemos implementar? Me parece que sería mucho más agradable aún, realizar nuestras labores bajo este punto de vista, considerando que podemos, y que debemos, estar involucrados en todas las etapas de ese ying y yang que es el estado de salud. No olvidemos de dónde venimos los kinesiólogos en Chile: de la educación física, de la pedagogía. Creo que debemos rescatar ese origen en vez de huir de él. El paso a la Facultad de Medicina fue necesario, pero el precio pagado ha sido bastante elevado. Se obtuvo credibilidad, lenguaje común, se maneja el argot, pero se pierde identidad, se pierde autonomía.

La identidad también fue algo en lo que pensé mientras participaba de la ceremonia. Mucha gente se preguntó, incluido yo, por qué celebrábamos 100 años de Kinesiología, cuando la profesión fue creada independiente en 1947, Julio 2. Sin embargo, celebramos el Día de la Kinesiología el 6 de mayo, fecha de la creación de los colegios profesionales. Y los 100 años son de la creación del primer gabinete de kinesiterapia. Si tenemos esta diversidad de fechas importantes, no contribuye mucho a reforzar el sentido de identidad. Agreguémosle el día internacional de la terapia física y ya tenemos 4 fechas. Estupendo para aprovechar de celebrar, se podrá argumentar, pero insisto en que no es bueno mezclar tanto dato que lleva a confusión. Y eso es reflejo de nuestra propia difusa percepción de lo que somos. Y aquí pienso distinto que el profesor Hidalgo: somos humanistas y nuestro centro de atención es el ser humano, no la ciencia.

Para finalizar, tenemos una oportunidad real de cambiar las cosas, de reforzar las que se han hecho bien y de crear otras nuevas. Hay personas comprometidas, hay personas con empuje, hay personas visualizando otro estado.

Esta profesión es tremenda, grande, hermosa. No podría pedirle más y no podría haber hecho una elección mejor que haber estudiado Kinesiología. La elegí, pero ella me guiñó el ojo primero. Cuando yo pensaba que medicina era mi norte, entré a la carrera como para hacer experiencia universitaria, pero de a poco me empezó a cautivar y me empezó a mostrar que había mucho que hacer, que se podía llegar muy arriba, que había demasiada necesidad de compromiso con ella, de manera tal que después, cuando pude haber entrado a la profesión top, la deseché por esta que me enamoró. Soy kinesiólogo por vocación, por elección y por decisión.

Felices 100 años!

Acerca de jmlanderos
Presidente de Kinesiología Intensiva y Terapia Respiratoria Chile 2012-2014

4 Responses to 100 años de Kinesiología en Chile

  1. Pingback: Modelo Kinesiológico Dinámico de Atención al Paciente « Kinesiología y Terapia Respiratoria

  2. DANY dice:

    MUY INTERESANTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: