Estándares de Práctica de la Kinesiología

En esta ocasión, quiero hacer una reivindicación.

Cuando presentamos el Protocolo de Preparación del Paciente para la Kinesiterapia Respiratoria, utilizamos como parte medular del protocolo, un documento que se lo debo a mi amigo Sergio Enríquez López, quiropráctico por decisión, pero kinesiólogo de corazón. Cuando Sergio participaba del Colegio de Kinesiólogos, una de sus tareas fue desarrollar un documento marco para la práctica profesional. El valor que posee es dar una visión epistemológica acerca del quehacer, con varios años de anticipación al tiempo actual, pero necesita ser refrendado con investigación. Este documento lo expongo a continuación y se constituirá en la base sobre la cual trabajaremos para el desarrollo de los estándares en los diversos ámbitos reconocidos de la kinesiología en Chile.

“ESTÁNDARES DE PRÁCTICA DE KINESIOLOGÍA

 

  1. Indicación de la Atención

La indicación de los procesos en kinesiología, una vez teniendo claros los procesos y las indicaciones, puede diferenciarse en cuatro Categorías de Acción posibles de encontrar  en todos los sistemas, independiente de su nivel de complejidad.

Ellos son:

Grupo I: Personas que se beneficiarían con la intervención kinésica

Corresponde a grupo de  personas quienes podrían requerir intervención kinésica de manera opcional y que se beneficiarían con ésta.

Grupo II: Pacientes que se benefician con la intervención kinésica

Grupo de personas cuya condición de salud se verá favorecida con la intervención de kinesiología.

Grupo III: Pacientes que requieren kinesiología

Grupo de pacientes cuya condición de salud exige la intervención kinésica.

Grupo IV: Pacientes de alto riesgo o que no se benefician con la intervención kinésica

Grupo de pacientes que podrían experimentar deterioro o retroceso en su condición, en los que la relación costo/beneficio no está clara o en aquellas condiciones en la que no hay pruebas de la utilidad de proveer kinesiología.

  1. Categorías de la Práctica según complejidad de acciones

NIVEL I

Corresponden a acciones y procedimientos considerados básicos para el desarrollo, fomento y proyección de la profesión, con fines de prevención primaria y promoción de la salud  y de prácticas de vida saludable.

Son los procesos de educación comunitaria y personal en niveles de atención primaria y secundaria, a personas sanas, que les permita desarrollar habilidades en la vida. Preparación para prácticas que favorezcan el equilibrio psicofísico de la población.

Todos los kinesiólogos deben ser competentes en estas acciones.

NIVEL II

Procesos y procedimientos que son básicos para el desarrollo de la profesión, sin niveles de especificidad según las áreas de la kinesiología y que, en su mayoría,  son adquiridos en pre-grado. El nivel de destreza requerido es bajo. El nivel de razonamiento clínico es mediano.

Corresponden a este nivel de complejidad:

Habilidades para comprender e interpretar informes científicos. Planificación de evaluaciones y tratamiento. Razonamiento clínico elemental. Ejecutar evaluaciones generales: anamnesis articular, muscular, físico-torácica, etc.. Acciones necesarias para la vida: reanimación cardio-pulmonar, primeros auxilios, etc.. Procedimientos básicos necesarios para la recuperación de la función y el auto cuidado.

En su generalidad corresponden a procedimientos y procesos administrados en pacientes sanos o de complejidad variable mediana y baja, con riesgo de disfunción o con estado funcional alterado- Procesos de reeducación y de rehabilitación en etapas avanzadas de reintegro laboral y social. Corresponden a procedimientos y procesos destinados a recuperar la funcionalidad y la participación, así como a prevenir complicaciones para las cuales se deben realizar acciones ya mencionadas. En pacientes con riesgo de desorden pulmonar, sistémico, de  deterioro ventilatorio y mucociliar, músculo esquelético, neurológico, tegumentario u otro.

Se estima que un alto porcentaje de los kinesiólogos debería estar en condiciones cognitivas y técnicas de lograr un manejo básico de ellos.

NIVEL III

Son procesos cuyos procedimientos y acciones son considerados de mediana complejidad, justificada por la categoría del paciente, según la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF-OMS)

Procedimientos intermedios que requieren capacitación, orientación, pasantías o cursos de formación para su ejecución en esos grupos especiales. Cursos especiales de capacitación cuya certificación esté otorgada por una entidad gremial, académica o institucional respetable y con respaldo. Pueden corresponder a procedimientos de nivel básico aplicados en personas postoperadas, o de mayor complejidad. También, a personas con aquellas patologías de mayor frecuencia que requieren evaluaciones y procedimientos especializados.

Algunos de estos procesos y procedimientos son:

Diagnóstico Fisioterápicos y Razonamiento Clínico Avanzado. Evaluaciones especializadas: columna vertebral segmentaria, neuromotora, neurodesarrollo, ergonómica, mecánica ventilatoria, imagenología, entre otros. Procedimientos de terapia manual avanzada, liberación miofascial, Rolfing, drenaje linfático manual, entre otros. Procedimientos de fisioterapia avanzada: LASER, electrodiagnóstico, miofeedback, iontoforesis, ultrasonoforesis, entre otros. Procedimientos e intervenciones psicoterapéuticas especiales aplicadas a la  Kinesiología: terapia cognitiva-conductual, PNL, hipnosis, entre otros. Procedimientos de Kinesiología Estética, Kinesiología Deportiva, kinesiología Cardiovascular, entre otros.

Son administrados  en pacientes de mediana complejidad  y/o con riesgo intermedio de deterioro o descompensación. Es decir, en la atención de pacientes en Unidades de Cuidados Intermedios, Cuidados Postquirúrgicos inmediatos en traumatología, cirugía tóracopulmonar o cirugía general; en la atención ambulatoria y/u hospitalización del adulto mayor,  lactante menor y paciente neuroquirúrgico.

Corresponden a kinesiólogos que participan de destrezas, técnicas y aplicaciones propias de áreas de semiespecialidad  o especialidad que laboran en un área de acción por, al menos, cinco años.

NIVEL IV

Corresponden a procedimientos de Alta complejidad realizados en pacientes de alta complejidad, que requieren un nivel de especificidad de manejo establecido por una beca de especialidad, con trabajo, experiencia docente y/o de investigación en el área por más de cinco años. La definición de paciente complejo está, fundamentalmente, en niveles de deterioro y disfunción predominantes, derivados de cirugías, procedimientos invasivos avanzados o condiciones especiales.

Su administración se realiza en pacientes hospitalizados, pediátricos y neonatales, sometidos a terapias invasivas y de alta complejidad. En pacientes en Cuidados Intensivos adultos, en Unidades de Cardiocirugía, UCI traumatológica o neuroquirúrgica. En la atención de paciente neonato y UCI Neonatal. En post-operados de columna vertebral y cirugías reconstructivas de tejidos blandos o reemplazos articulares.

Podría corresponder a terapias con estudios con certificación internacional, maestrías y doctorados clínicos. Procedimientos e intervenciones psicoterapéuticas avanzadas aplicadas a la Kinesiología: PNL, Hipnosis, Feldenkrais, Terapia Cognitiva-Conductual. Tratamiento, manejo y rehabilitación del quemado y gran quemado, así como la rehabilitación sensorial. Terapia Vojta, Bobath o similares.

  1. Categorías de la Práctica según complejidad de los pacientes

Pacientes DISFUNCIONALES

Pacientes cuya etapa de deterioro ha sido controlada. Pacientes en etapas avanzadas de su rehabilitación. En proceso de vuelta al trabajo o en programas de reacondicionamiento laboral. Pacientes con discapacidad o disfunción que realicen actividades controladas y seguras supervisadas por familiares o cuidadores según instrucción. Pacientes en quienes se plantea la utilización de fisioterapia como preparación al trabajo físico voluntario posterior. Post yeso y sin evidencias de deterioro. Control de actividades o evaluativo esporádico o cada dos días.

Pacientes INTERMEDIOS

Pacientes con mayor deterioro. Primer examen y evaluación clínica. Pacientes secuelados politraumatizados en etapa subaguda. Pacientes crónicos o de larga data d evolución sin tratamiento kinésico. Requiere control kinésico diario o hasta dos veces al día. Requiere la administración de elementos de fisioterapia para el control de su deterioro.

Pacientes DETERIORADOS

Pacientes muy complejos en etapa aguda. Pacientes crónicos reagudizados. Pacientes que requieren asistencia kinésica diaria dos veces al día o más. Pacientes dependientes de alto riesgo. Pacientes que requieren asistencia y supervisión permanente en las transferencias y traslados, así como en la marcha. Pacientes en UCIs y UTIs, unidades de intermedio, post cirugía, etc..

  1. Dependencia Kinésica

Se refiere a la categorización de la atención kinésica según el nivel de complejidad y dependencia temporal de supervisión o tiempo de contacto con el paciente, determinado por su patología y riesgo en intervención.

Dependencia 1:

Supervisión kinésica, evaluación y/o control de actividades y destrezas aprendidas. Paciente estable. Tiempo de contacto de 10 a 30 minutos (promedio 15 minutos.)

Afebril, vigil, cooperador, daño motor mínimo

Sin oxígeno o con baja concentración de éste. Esputo ocasional. Disnea de esfuerzo. Inspirómetro de incentivo. Control y evaluación de KTR.. Problemas residuales que requieren guía y corrección. Marcha autónoma o con mínima asistencia Actividades ocasionalmente imprecisas, reducidas en velocidad y dificultosas.

Sin dolor, mínimo u ocasional, tolerado. Analgesia PRN pre kinesiterapia.

Emocional estable o requiere soporte ocasional que responde a estímulo.

 

Dependencia 2:

Evaluación  y  Contacto terapéutico. Tiempo de contacto mayor de 20 minutos y menor de 45 minutos.

Oxígeno por mascarilla. Cursando patología aguda respiratoria. Disnea de reposo. Alteración del clearence mucociliar. Radiología alterada.

Supervisión en el manejo respiratorio con intervención diaria mayor o igual a 2 veces al día.

Dolor moderado u ocasional severo. Analgesia en infusión o PCA.

Alguna participación activa. Colabora. Restringido en actividades por efectos de cirugía o patología traumática. Funciones imprecisas. Requiere un ayudante. Se sienta sin soporte. Bipedestación con soporte. Marcha con asistencia máxima.

 

Dependencia 3:

Soporte ventilatorio continuo y asistencia respiratoria.

Tiempo de contacto variable según gravedad y labilidad entre 15 y 60 minutos

Vía aérea artificial o Ventilación Mecánica No invasiva. Disnea de reposo. Requiere KTR >2 v/ día.

Sedado, Relajación Muscular. Drogas vasoactivas. Monitorización contínua.

Estado de conciencia alterada. Respuesta inapropiada a estímulo KNT. Dolor debilitante y continuo.

Sin capacidad funcional o intento. Puede participar aunque dependiente y con gran asistencia en todos las actividades. Se sienta con soporte.

SERGIO ENRÍQUEZ LÓPEZ

COLEGIO DE KINESIÓLOGOS DE CHILE”

(a Sergio lo pueden encontrar en http://www.kinesiologando.blogspot.com/ y lo pueden seguir en twitter @checoen)

Acerca de jmlanderos
Presidente de Kinesiología Intensiva y Terapia Respiratoria Chile 2012-2014

One Response to Estándares de Práctica de la Kinesiología

  1. Pingback: Categorización de la Dependencia de Kinesiología de los Pacientes Críticos | Kinesiología y Terapia Respiratoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: