Primera Consulta para Kinesiología

A partir de la moción presentada al congreso nacional de Chile, donde se evalúa un cambio en el código sanitario para otorgar al kinesiólogo la posibilidad de ser profesionales de primera consulta , surgen de inmediato múltiples interrogantes, miedos, inseguridades y desconfianzas, pero al mismo tiempo, alegría, satisfacción, esperanza y compromiso http://matasanos.org/2012/01/24/nueva-ley-de-kinesiologos/

El acceso directo a Kinesiología es un componente fundamental de la declaración de la Confederación Mundial de Fisioterapia http://www.wcpt.org/node/34062 donde se define como un bien “valioso”. Incluso en USA, donde el egreso se realiza como Doctorado en Fisioterapia, se encuentran nuestros símiles luchando políticamente por la consecución de este estado laboral bit.ly/zTaBI8

En Chile, es un anhelo amplia y largamente deseado y formulado por todos nosotros y el Colegio de Kinesiólogos ha tenido un rol fundamental. Mención aparte, el directorio actual ha sido capaz de levantar el petitorio surgido en la Convención Nacional convocada y celebrada en diciembre de 2010, donde pude participar, llevando a cabo una labor que es prioritaria: la acción política y no sólo de beneficios sociales para los colegiados (y que también salpica de lleno a quienes no lo están).

Los miedos  tienen que ver, desde mi punto de vista, con la baja estima que evoca el sistema educacional actual en Kinesiología, sin regulación ni supervisión, con matrículas multitudinarias y con egresados no filtrados adecuadamente. No estoy en desacuerdo con el derecho de estudiar lo que se desee, pero ya me referiré en otra entrada al respecto.

Para contextualizar, un egresado universitario es un “COMPETENTE”, es decir, posee destrezas básicas para enfrentar el mundo laboral y debe manejar un amplio espectro de intervenciones sin llegar a ser experto en ninguna de ellas. Funciona para la mayoría de los problemas, pero los de mayor complejidad, lo superan. Para llegar a ser “EXPERTO”, e intervenir en una danza con el paciente, donde prácticamente se actúa instintivamente, se requiere de tiempo y dedicación, pasando primero por una etapa intermedia que es la de “DIESTRO” (o siniestro según la lateralidad prioritaria), donde se pone en práctica lo aprendido y se desarrollan las habilidades de intervención terapéutica, ojalá en un área específica. ¿Quién de ellos puede desarrollar una intervención de kinesiología certera? Y más importante aún ¿quién de ellos está capacitado para decidir NO INTERVENIR si el problema del paciente supera su categoría? Mi respuesta es TODOS, la diferencia es el grado en el cual ellos pueden moverse y decidir. El competente puede descubrir, como dije, la mayoría de los problemas que presenta el paciente, el diestro y en mayor medida, el experto, pueden avizorar y limpiar lo más complejo e inusual y también pueden derivar más eficazmente a otro profesional cuando ellos no pueden dar satisfacción al problema del paciente.

La nula regulación de la educación en Kinesiología supone la participación profesional de colegas de “dudosa” competencia, por lo que la Primera Consulta, se avizora lejana y preocupante. Pero esto es lo mismo que sucede para todas las profesiones donde el centro es la terapia y renunciar a ello por este temor no hace más que atrasar la madurez de la disciplina.

Hay varias acciones que convergen para “asegurar” un profesional egresado idóneo. En primer lugar, se ha comandado y creado una Comisión para que concrete un examen kinésico nacional para egresados, el cual puede servir para poner de acuerdo a las instituciones educadoras en los mínimos exigidos para cualquier kinesiólogo. Este es un debate no menor puesto que trae a la memoria los vicios del examen médico, donde se realizan “preuniversitarios” para aprobar con mayor puntaje este examen. La verdad, yo lo veo como una tremenda oportunidad de que las exigencias mínimas sean altas y no las mínimas en el sentido de justo lo suficiente como para pasar rasguñando o para apenas poder desempeñarse como profesional. Por otra parte, también es cierto que nuestro accionar es eminentemente práctico, y este aspecto requiere otro tipo de evaluación, pero, al menos, demostrar conocimientos, es lo que se espera de egresados. Creo que de ahí en adelante es mucho más fácil avanzar hacia la destreza y el expertizaje.

También se hace imperativo que las distintas escuelas de kinesiología se acrediten debidamente, asegurando así también, un mínimo de congruencia entre la oferta, los recursos para llegar a cumplirla y las exigencias para entregar un título profesional.

Otro punto es la acreditación profesional permanente. No basta con someterse una vez en la vida a la evaluación de nuestra entidad acreditadora, el DENAKE, esta acreditación debe realizarse periódicamente, en base a la práctica clínica, la formación permanente y la generación de conocimiento.

Para finalizar, acceso directo o primera consulta, es casi sinónimo de diagnóstico en kinesiología, un tema del que todos hablamos pero pocos definen. Prometo hacerlo en mi próxima entrada. Pero es básico que manejemos un lenguaje común, pero propio, complementario al diagnóstico médico. La CIF se presenta como el marco teórico dentro del cual podemos obtener esta identidad.

Acerca de jmlanderos
Presidente de Kinesiología Intensiva y Terapia Respiratoria Chile 2012-2014

3 Responses to Primera Consulta para Kinesiología

  1. natalia burgos dice:

    Comparto el entusiasmo por que seamos profesionales de primera atención, pero también es grande el miedo frente al riesgo de dejar esto en manos de Kinesiólogos formados en universidades en las que la prioridad es el lucro , y peor aún la formación que puede dar un instituto , por ello creo imperante la necesidad de una examen kinesico nacional, y de también la creación de una examen de conocimientos específicos para acreditar especialidad, no me parece que el sólo trabajar una cantidad de años o cumplir con un número de horas de cursos acredite calidad y especialidad.
    El Kinesiólogo de primera atención se debe caracterizar por ser un profesional que mantiene un alto nivel de actualización de sus conocimientos .

  2. jmlanderos dice:

    De acuerdo, no basta con solo mostrar horas de vuelo, se requiere as evaluación. En canto al lucro, depende mucho de los docentes, el lucro es para los dueños de las universidades, no para los académicos, quienes deben garantizar la calidad del profesional que certifican?

  3. AFB dice:

    Me parece absolutamente desproporcionado decir que la formación de los Institutos es menor al de las universidades, siendo que uno de los institutos que imparte Kinesiología (el cual pude conocer hace poco tiempo) tiene 100 veces más presupuesto que cualquier otra casa de estudios universitaria para solventar sus actividades académicas siendo que muchas de estás universidades tienen demasiadas diferencias económicas que no permiten realizar sus actividades con plena normalidad. Más allá de esto todos los egresados de hoy buscan día a día ganarse un espacio en nuestra sociedad 3.0 superando barreras económicas y sociales.

    También me parece desproporcionado decir que los egresados son tan solo meros competentes, siendo que quienes son sus principales formadores son sus profesores responsables de enseñar el mejor y máximo conocimiento que tengan, es igual “patear la pelota” o “lavarse las manos”, si fuese así entonces meros “competentes” quienes están a un MAL nivel son sus propios Profesores que no tienen las aptitudes para enseñar kinesiología como lo demanda el actual desarrollo del mundo y eso lo pueden denunciar los propios estudiantes en la actualidad de muchas instituciones. Y esto también abarca medicina porque los médicos recién egresados Tampoco salen optimamente preparados para enfrentarse al ejercicio profesional, eso uno lo puede ver cuando están haciendo sus pasantías.

    Los kinesiólogos ostentan el mayor tiempo en compañía de sus pacientes a diferencia de otros profesionales de la salud, Leyendo una carta de Alejandro Koch (Kinesiólogo Colo-Colo el Eterno Campeón ) contaba que es un cuasi-insulto para profesionales con más de 30 años de experiencia depender de la famosa orden médica para diagnosticar lo que la propia experiencia que a brindado, se tenía que comer sus 13 años en Palestino, sus 15 años en Colo Colo, Equipo de Copa Davis estudios en Canadá y etc, etc.

    A no confundir el libre ejercicio de la practica, que es aplicar las terapéuticas que Uds. definen post diagnostico médico para una mejor resolución de la patología.

    Diagnosticar y evaluar un desagarro a un deportista que sufre dolor en el cuadriceps, al golpear un balón y con pruebas positivas de dolor e impotencia funcional y eco positiva en el muslo es más que suficiente para hacer un dg. kinésico diferencial para nosotros.

    Creo que lamentablemente se tiende a confundir que un egresado es un competente no un experto gracias a la experiencia. Enrique Accorsi médico resto apoyo pero no estoy seguro.

    Estos son los valores de las prestaciones 2011, según código FONASA. Las isapres lo toman como base.

    http://dl.dropbox.com/u/18706163/Lib…MLE%202011.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: