Extubado

  Finalmente, pudimos extubar al niño con la enfermedad de Stevens-Johnson.
Esta  vez, sin problemas ya que su piel estaba bastante mejor y sin lesiones. Además, ya habían pasado 4 días de su intervención quirurgica y se había instalado la terapia anti-inflamatoria.

Quedó con una interfase oronasal, se nebulizó con adrenalina y toleró la extubación toda la noche con un patrón ventilatorio adecuado.

Ha sido profundamente sarisfactorio para todo el equipo porque estuvo muy grave. Vió la luz, entró al túnel y volvió.

Acerca de jmlanderos
Presidente de Kinesiología Intensiva y Terapia Respiratoria Chile 2012-2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: